VACUNACION CONTRA EL OLOR A VERRACO
¿Qué es la vacunacion destinada a controlar el olor a verraco?



La vacunación contra el olor a verraco es una solución segura, confiable y muy eficaz que utiliza el sistema inmunitario del cerdo para controlar el olor a verraco. La vacunación tiene varias ventajas:

  • Es igual de eficaz que la castración física en controlar el olor a verraco
  • Permite que los verracos crezcan hasta alcanzar su potencial natural máximo. Estos necesitan consumir menos alimento para producir el mismo peso en comparación a los cerdos castrados físicamente
  • Permite producir carne de cerdo con la misma alta calidad comestible que la de las cerdas jóvenes (no paridas) y de los cerdos castrados
  • Su uso es sencillo y lo puede administrar con seguridad el personal capacitado de las explotaciones porcícolas
  • Permite la producción de carne de cerdo completamente inocua para el consumo humano
  • Es una alternativa amigable para con los animales frente a la castración física
  • Ayuda a reducir el impacto medioambiental de la producción de ganado porcino y contribuye a desarrollar una producción porcícola sostenible


A continuación encontrará información más detallada sobre el método de vacunación contra el olor a verraco:


¿Cómo se realiza la vacunación?
Los productores necesitan una receta veterinaria para poder administrar la vacuna para controlar el olor a verraco. Los encargados de administrar el producto verán que su uso es muy sencillo, aunque deben seguir los procedimientos adecuados para reducir al mínimo el riesgo de una autoinyección accidental. Simplemente deben administrarlo en dos ocasiones diferentes directamente detrás de la oreja del cerdo. La vacunación es igual de eficaz para controlar el olor a verraco que la castración física. Diez años de estudios muestran una eficacia sistemática de más del 99%.3,12

Volver arriba

¿Cómo funciona la vacunación?  
La vacuna estimula el sistema inmunitario del cerdo para que produzca anticuerpos específicos contra el GnRF, lo que inhibe temporalmente la función de los testículos y detiene así la producción y acumulación de los compuestos que generan el olor a verraco.



Al estimular la producción de anticuerpos específicos contra el GnRF, la vacunación interrumpe la cadena de acontecimientos que conduce a la liberación en los testículos de testosterona y otros esteroides, como la androstenona, una de las principales causantes del olor a verraco. El otro compuesto principal que causa el olor a verraco es el escatol, que también se elimina porque gracias a la baja concentración de esteroides el hígado metaboliza el escatol más eficazmente.

La vacuna no sólo constituye una solución más amigable para los animales y sostenible desde el punto de vista medioambiental contra el olor a verraco, sino que también permite que todos los participantes en la cadena de producción de carne de cerdo se beneficien del crecimiento natural de los verracos con una carne de calidad organoléptica intacta.
 

David Hennessy, Doctor y Máster en Ciencias Agronómicas
Gerente senior de proyectos especiales
Zoetis
Inventor de la primera vacuna comercial contra el olor a verraco

Transcripción del texto del video

Volver arriba

¿Cuándo se administra la vacuna?
Se debe vacunar dos veces a cada cerdo para controlar eficazmente el olor a verraco:

  • El momento de administración de la primera dosis es relativamente flexible
  • Tiene que pasar un mínimo de cuatro semanas entre ambas dosis
  • La segunda vacuna debe administrarse de cuatro a seis semanas antes del sacrificio
  • Tras la segunda dosis, los testículos del verraco dejan de crecer




Volver arriba

¿Es segura la vacunación? 

Seguridad de los trabajadores
En los últimos 10 años, empleados capacitados de explotaciones porcícolas han administrado millones de dosis de la vacuna con seguridad. La probabilidad de que se produzca una autoinyección accidental disminuye si se siguen los protocolos de seguridad y se usa la jeringa adecuada que posee dispositivos de seguridad avanzados.

Seguridad de los consumidores
La carne de cerdo de los verracos vacunados es totalmente inocua para el consumo humano. Al igual que la mayoría de las vacunas, la vacuna contra el olor a verraco no deja ningún residuo en la carne del animal que pueda afectar a la salud humana. No estimula la secreción hormonal ni introduce hormonas en el animal, y no contiene OGM.13

Durante más de 10 años de uso de la vacuna en Australia y Nueva Zelanda y más de dos en Sudáfrica, Brasil, México y otros países, consumidores de todo el mundo ya se han beneficiado de la carne de cerdo producida utilizando la vacuna.

Seguridad de los animales
La vacuna es una alternativa amigable para con los animales frente a la castración física y elimina las complicaciones asociadas a la castración física como la infección y mortalidad. Lleva más de 10 años administrándose con seguridad a millones de cerdos. Estudios de laboratorio indican que la vacuna no ocasiona efectos adversos en la composición bioquímica de la sangre, el perfil hematológico, el comportamiento, el apetito ni en la salud general del cerdo.14

Volver arriba

¿Qué ventajas ofrece?

Producción más eficiente de carne de cerdo
Dado que la castración física a una edad temprana reduce el crecimiento natural y la eficiencia metabólica de los cerdos macho, su sustitución por la vacunación permite que los verracos alcancen su potencial natural pleno, lo que puede resultar en una aceleración de su engorde hasta el peso de mercado. Estudios muestran que cerdos macho a los que se les ha administrado la vacuna necesitan menos alimento para alcanzar un peso determinado comparados con cerdos castrados físicamente.3-4,15-20 Algunos estudios demostraron que los cerdos vacunados también crecían más rápidamente que los cerdos castrados físicamente.4,16-17,19-20

Carne de alta calidad organoléptica
Los verracos vacunados producen carne con la misma alta calidad comestible que la que producen los cerdos castrados físicamente y las cerdas jóvenes (no paridas). Los verracos vacunados producen carne más magra con menos grasa corporal que los cerdos castrados físicamente, pero se mantiene la misma alta calidad organoléptica que la de la carne de los cerdos castrados físicamente y las cerdas jóvenes (no paridas).4-25 El porcentaje de grasa intramuscular (un factor relacionado con el sabor, la jugosidad y la blandura) es similar al de los cerdos castrados físicamente y las cerdas jóvenes no paridas.4,13,22-25

Amigable en relación al bienestar de los animales
Emplear una vacuna contra el olor a verraco es una alternativa amigable para con los animales puesto que elimina las complicaciones derivadas de la castración física, como la infección y muerte. Las incisiones de la castración física frecuentemente se pueden infectar, aumentando la incidencia de enfermedades e incluso la mortalidad.

Menor impacto medioambiental
La vacunación contra el olor a verraco contribuye a reducir el impacto medioambiental de la producción porcina y a la producción sostenible de cerdos. Una mejor eficiencia de la conversión alimenticia se traduce en un menor alimento consumido por los verracos y en la menor generación de estiércol, lo cual disminuye la cantidad de residuos de los que deshacerse.

Además, la vacuna no contiene productos químicos ni agentes microbiológicos que representen un riesgo para el medio ambiente.

Volver arriba

 

Siguiente: Declaraciones de expertos



Referencias

#