PERGUNTAS FRECUENTES

En este apartado se responde a las preguntas más frecuentes sobre la vacunación contra el olor a verraco.

P. ¿La vacuna contra el olor a verraco es una hormona?
R. No. La vacuna es una solución segura y muy eficaz que funciona igual que cualquier otra vacuna convencional al utilizar el sistema inmunitario del cerdo para controlar el olor a verraco. Se obtiene a partir de una proteína que está presente de forma natural en los cerdos. No es una hormona ni un producto químico y no contiene componentes modificados genéticamente ni agentes microbiológicos.

P. ¿Puedo conseguir la vacuna en mi país?
R. Actualmente, la vacuna está disponible en muchos países y muchos otros dispondrán de ella pronto.

P. ¿Es la vacuna un promotor del crecimiento?
R. No. La vacuna simplemente permite que los verracos desarrollen todo su potencial natural de crecimiento y necesiten menos alimento para alcanzar el mismo peso que los cerdos castrados físicamente.

P. ¿La administración de la vacuna tiene algún inconveniente?
R. No. La vacuna es segura, altamente efectiva y práctica para el productor y es un método amigable para con los animales y el medio ambiente para controlar el olor a verraco.

P. ¿Se encargaría normalmente el productor o el veterinario de administrar las inyecciones
R. La vacuna contra el olor a verraco debe recetarla un veterinario. La experiencia en explotaciones porcícolas ha demostrado que tanto los veterinarios como el personal de la granja que hayan recibido la capacitación necesaria pueden administrar la vacuna con seguridad, siguiendo los protocolos de seguridad y empleando una jeringa recomendada que cuente con dispositivos de seguridad avanzados.

P. ¿Qué ocurre si un trabajador se autoinyecta accidentalmente?
R. La experiencia de campo sugiere que el riesgo de autoinyección accidental es mínimo. Aunque no se han realizado estudios directos en seres humanos, los numerosos estudios con animales y el conocimiento científico sobre este tipo de producto sugieren que la autoinyección accidental podría producir efectos similares en las personas a aquellos que han sido observados en cerdos. Entre ellos se encuentra la reducción temporal de secreción de las hormonas sexuales y reducción de las funciones reproductoras tanto en hombres como en mujeres y un efecto adverso sobre la gestación. El riesgo de estos efectos sería mayor tras una segunda o tercera autoinyección accidental que tras una primera autoinyección. La etiqueta del producto aconseja a quien sufra una autoinyección accidental que reciba atención médica inmediatamente y no vuelva a utilizar el producto en el futuro.

P. ¿Es seguro el uso de la vacuna?
R. En los últimos 10 años, personal capacitado de explotaciones porcícolas ganaderas ha administrado millones de dosis de forma segura. También se dispondrá de capacitación práctica para los productores. La probabilidad de que se produzca una autoinyección accidental disminuye si se siguen los protocolos de seguridad y se usa la jeringa indicada que cuente con dispositivos de seguridad avanzados.

P. He leído que existen leyes que prohíben la castración sin anestesia. ¿Es importante tenerlas en cuenta?
R. Algunos países han presentado proyectos de leyes para impedir la castración física de los lechones sin el uso de anestesia. Esto es de importancia para los productores, ya que les obliga a considerar alternativas a las prácticas tradicionales de castración. Afortunadamente existen alternativas como la vacunación.

P. ¿Deja la vacuna algún residuo en la carne?
R. La carne de cerdo de los verracos vacunados es totalmente inocua para el consumo humano. Al igual que la mayoría de las vacunas, la vacuna contra el olor a verraco no deja ningún residuo en la carne del animal que pueda afectar a la salud humana. La vacuna no es una hormona ni un producto químico y no contiene componentes genéticamente modificados ni agentes microbiológicos.

P. ¿Son seguras para el cerdo las inyecciones de la vacuna?
R. La vacuna es una alternativa a la castración física que es amigable para con los animales y elimina las complicaciones asociadas a ésta y los riesgos de infección y mortalidad. Lleva más de 10 años administrándose con seguridad a millones de cerdos.

P. ¿Plantea la vacunación algún riesgo de contaminación medioambiental relacionado con la eliminación de las canales y los residuos?
R. No. La vacunación contra el olor a verraco ayuda a reducir el impacto medioambiental de la producción porcina y contribuye a la producción sostenible de cerdos. Puesto que los cerdos vacunados necesitan menos alimento para alcanzar el peso de mercado, ellos producen aproximadamente un 10% menos de toneladas de estiércol que los cerdos castrados físicamente. Además, la vacuna no contiene productos químicos ni agentes microbiológicos que pudieran suponer un riesgo para el medio ambiente.

 

Glosario



Referencias

#